Todos hemos escuchado alguna vez hablar sobre las calorías de los alimentos. Pareciera ser que se ha convertido en sinónimo de alimentos de mala calidad y que nos harán aumentar de peso.

La verdad es que las calorías no funcionan como podríamos llegar a imaginar. No solo se encuentran en prácticamente en todo lo que comemos, sino que también son indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

A continuación te explicamos un poco más acerca de ellas:

Podemos empezar definiendo ¿Qué son las calorías? Una caloría es una unidad de medida, que en términos alimenticios, se utiliza para saber cuánta energía aportan a nuestro cuerpo, la cual necesitamos para funcionar saludablemente.

Necesitamos calorías para poder respirar, para que nuestro corazón lata, para digerir los alimentos e incluso para poder pensar normalmente. Es así como debemos de comer cierta cantidad de calorías, entre muchas otras cosas para poder desarrollarnos de la mejor manera.

El problema con las calorías empieza cuando empezamos a comer más calorías de la que nuestro cuerpo necesita para funcionar. Las calorías entonces se acumulan en forma de grasa, lo cual nos puede llegar a ocasionar serios problemas a nuestra salud.

Podemos así decir que todos los alimentos están compuestos por 3 principales nutrientes que proporcionan energía:

  • Carbohidratos: nos proporcionan 4 calorías por gramo y funcionan como la principal fuente de energía para nuestro cuerpo.
  • Proteínas: también proporcionan 4 calorías por gramo, y nos ayudan a formar nuestros tejidos y a regenerarlos.
  • Grasas: proporcionan 9 calorías por gramo y nos ayudan a facilitar la absorción de vitaminas y a procesar las hormonas, así como también son la fuente de reserva de energía.

La forma más sencilla de lograr un correcto equilibrio calórico en nuestra alimentación es identificando aquellos alimentos que nos proporcionan calorías y consumirlos con moderación.