Al comprar algún producto comestible, es seguro que nos encontremos en algún lugar visible una tabla de contenidos titulada como la Información nutricional alimentos. ¿Te has preguntado alguna vez que significa? Esta tabla sirve para que podamos conocer el valor energético y nutricional de los alimentos que estamos por consumir, así como sus grasas, carbohidratos, proteínas, azúcares y sales.

Esta información es obligatoria a incluir desde el año 2016, y es indispensable que cumpla con una serie de requerimientos de manera en que el consumidor esté consciente del producto, y así pueda elegir la opción más saludable para él.

Esta información debe incluir en el siguiente orden la información:

  • Valor energético.
  • Grasas (especificando saturadas)
  • Hidratos de carbono (especificando azúcares)
  • Proteínas

Si el fabricante lo decide, puede complementar la información de la tabla indicando las grasas monoinsaturadas y polinsaturadas, polialcoholes, almidón, fibra alimenticia, vitaminas y minerales. Además de esto, el fabricante debe de indicar si las cantidades especificadas se refieren a una porción o a la totalidad del paquete.

En caso de que se refiera a una porción u otra unidad de consumo, deberá especificarse cuantas de estas se incluyen en el empaque. Es importante que esta etiqueta se presente en el campo visual del producto y con un tamaño adecuado

Pero ¿De qué nos sirve tener toda esta información? Para empezar, aquellas personas que estén sujetos a una dieta en la cual deban de abstenerse de consumir cierto tipo de nutrientes como sales, azúcares, grasas o derivados, podrán utilizar la información de la etiqueta para consumir únicamente los productos que les hacen bien.

Aquellas personas que no siguen una dieta específica, pero que están buscando cuidar su salud también pueden utilizar esta tabla de referencia para consumir las calorías, los carbohidratos, las grasas o azúcares específicas que su cuerpo necesita para funcionar.