Nutrición en el embarazo: todo lo que debes saber

1.Mitos nutrición durante el embarazo

Durante el embarazo es cuando surgen más dudas respecto al cuidado de una correcta alimentación y cúando surgen las dudas sobre la nutrición a llevar a cabo.

Uno de los mitos más comunes es la idea de que “se debe comer por dos”, sin embargo esto es falso. Se debe comer pensando en dos, pero la cantidad no debería incrementar al doble. Claro que existe un incremento en la necesidad de alimentos, pero la diferencia no es tan grande, son aproximadamente 300kcal más durante la segunda mitad del embarazo.

2.Cuidar nutrición en el embarazo

Cuidar la nutrición en el embarazo es un aspecto bastante simple, sólo hay que guiarse siempre por el apetito y la saciedad y eso será suficiente para alimentar al bebé.

A grandes rasgos, la alimentación en el embarazo no es tan diferente de una alimentación equilibrada de una persona normal. Hay algunas cosas de las cuales hay que estar más pendientes, como del ácido fólico, el hierro y la fibra para evitar estreñimiento.

Se debe buscar una alimentación saludable, con frutas, verduras, grasas saludables y proteínas. Comúnmente se ve como una etapa permisiva en la que pueden satisfacerse los caprichos de la embarazada, sin embargo, si no se cuida la calidad de lo que se come, puede haber déficits nutricionales. La nutrición durante el embarazo debe ser equilibrada para aportar todos los nutrientes necesarios al bebe.

La salud y cuidado personal de la madre y sus hábitos alimenticios son de gran importancia en el desarrollo del bebé. Las madres que consumen azúcar en exceso, incrementan la posibilidad de tener un hijo diabético o con sobrepeso. Las mujeres que antes del embarazo tenían sobrepeso tienen mayor probabilidad de tener diabetes gestacional y el niño puede desarrollar resistencia a la insulina.

3.Precauciones y Advertencias

  • No se deben comer alimentos crudos de origen animal, así que se debe evitar comer embutidos o cosas que contengan carne cruda (como sushi o paté) o huevo crudo. Es importante ya que contienen parásitos como toxoplasma.
  • Si se comen lácteos, evitar los artesanales porque no se tendrá certeza de que estén correctamente pasteurizados.
  • En el caso de los alimentos vegetales que se vayan a consumir crudos, sólo hay que maximizar las medidas de higiene: lavar con agua y jabón todo y utilizar lejía alimentaria, yodo o cloro para una mejor desinfección

4.Referencias y Fuentes

Click to rate this post!
[Total: 1 Average: 5]

Dejar un comentario